En el hogar o en cualquier establecimiento, siempre es importante saber cuándo debemos reemplazar tuberías que canalizan el agua y los desechos. A continuación te dejamos una serie de tips que te ayudarán a reconocer el momento indicado.

Observa el estado de conservación de las partes visibles de los tubos. Éste será el primer indicador de que tu tubería ya no está en óptimas condiciones. Revisarlo te ayudará a evitar futuros problemas de escapes y fugas.

Si las tuberías están cubiertas, será necesario cambiarlas si observa que la pintura de la pared o los azulejos comienzan a desprenderse o se ven humedades por donde pasa la cañería.

Toma en cuenta que cuando las tuberías atraviesan muros y paredes deben de hacerlo por pasamuros, los cuales, debido a sus dimensiones, permiten la dilatación de los propios tubos. Finalmente, puede colocar fundas a las tuberías empotradas o enterradas. Es necesarios que las fundas sean de material aislante para que se puedan minimizas las consecuencias de un escape o proteger las tuberías de cambios térmicos.

El caudal del grifo también puede indicar que las tuberías necesitan un cambio pues, si la presión del agua es poca, quizás hay una fisura. Para mayor información, contáctanos.